LOS PERSONEROS MUNICIPALES DEBERÁN GANAR EL CIEN POR CIENTO DEL SALARIO DEL ALCALDE

A propósito de la reciente expedición del Decreto 1015 de 2013, por el cual se fijan los límites máximos salariales de los Gobernadores, Alcaldes y empleados públicos de las entidades territoriales y se dictan disposiciones en materia prestacional, y teniendo en cuenta que por estos días los concejos municipales se encuentran estudiando el proyecto de acuerdo que fija el nuevo salario de alcaldes y personeros, consideramos pertinente recordar que a estos últimos funcionarios, es decir, a los personeros, deberá obligatoriamente fijárseles el cien por ciento del salario que se le asigne al respectivo alcalde municipal.
Esta aclaración es válida como quiera que hemos visto que en varios municipios se ha venido fijando para el personero un salario inferior al que se ha determinado para el alcalde, desconociendo la ley e incurriendo en posibles faltas disciplinarias y penales, toda vez que el acuerdo por medio del cual se tome esta determinación estaría viciado de nulidad.
El anterior problema se presenta porque se ha incurrido en un error de interpretación del artículo 22 de la Ley 617 de 2000 y de los respectivos decretos anuales que fijan los límites salariales expedidos por el Gobierno Nacional.
Evidentemente, el artículo 22 de la Ley 617 de 2000, establece que:
“Artículo  22.- Salario de contralores y personeros municipales o distritales. El Artículo 159 de la Ley 136 de 1994, quedará así:
«Artículo 159.- El monto de los salarios asignados a los contralores y personeros de los municipios y distritos, en ningún caso podrá superar el ciento por ciento (100%) del salario del alcalde».
Por su parte, el inciso 2° del artículo 1° del último decreto de límites salariales para los alcaldes y demás funcionarios territoriales, Decreto 1015 de 2013, dispone:
“El salario mensual de los Contralores y Personeros Municipales y Distritales no podrá ser superior al cien por ciento (100%) del salario mensual del Gobernador o Alcalde.”
Por lo anterior, se ha interpretado erróneamente que las anteriores normas han autorizado a los concejos municipales a fijar para los personeros un salario inferior al del respectivo alcalde, siempre que no se supere el 100% del salario de este último.
Pues ello no es así. Estas normas no hacen otra cosa que ratificar la prohibición de fijar para el personero un salario superior al del alcalde, pero por ninguna parte disponen expresamente que ello signifique que se autoriza al concejo para fijarle al personero un salario inferior al cien por ciento del salario del alcalde.
Ello, porque el artículo 22 de la Ley 617 de 2000 únicamente modifica el artículo 159 de la Ley 136 de 1994, el cual se refería originalmente al salario de los contralores, pero deja incólume y, por lo tanto, vigente, lo establecido por el artículo 177 de la Ley 136 de 1994.
En efecto, el inciso 1° del artículo 177 de la Ley 136 de 1994, depurado su texto luego de la sentencia C-223-95 de la Corte Constitucional, prescribe:
ARTÍCULO 177. SALARIOS, PRESTACIONES Y SEGUROS.  Los salarios y prestaciones de los personeros, como empleados de los municipios, se pagarán con cargo al presupuesto del municipio. La asignación mensual de los personeros,  será igual al cien por ciento (100%) del salario mensual aprobado por el Concejo para el alcalde.
En conclusión, por mandato del artículo 177 de la Ley 136 de 1994, los personeros municipales deberánganar mensualmente un salario igual al 100% del salario mensual del respectivo alcalde; pero, por mandato del artículo 22 de la Ley 617 de 2000 y del artículo 1° del Decreto 1015 de 2013, los concejo municipales no podrán fijar como salario del personero una suma que supere el 100% del salario que le fijen al respectivo alcalde.
En otras palabras, los concejos municipales deberán fijar como salario del personero exactamente el 100% del salario que le fijen al alcalde. Ni un peso menos pero tampoco un peso más.
Por otra parte, la Ley 1551 de 2012, si bien modificó la forma como habrá de elegirse a los personeros, nada dijo sobre el salario de los mismos, por lo que las normas anteriormente citadas, siguen vigentes.
Aquellos personeros a quienes sus concejos municipales les fijen salarios inferiores al 100% del salario que le fijen al acalde podrán demandar los respectivos acuerdos por la vía de la nulidad y restablecimiento del derecho, para lo cual no podrán dejar vencer el término de cuatro meses de que trata el artículo 164 del C.P.A.C.A.
Para complementar este tema, en los siguientes enlaces encontrarán dos interesantes conceptos de las personerías de Bogotá y de Medellín.
Como siempre, nos gustaría conocer qué opinan ustedes sobre este asunto.

Para tener acceso a todas las entradas, por favor ingrese por http://www.podermunicipal.com.co/
WhatsApp Contáctenos por WhatsApp