LAS ENTIDADES TERRITORIALES DEBEN DAR APOYO ACADÉMICO A LOS MENORES ENFERMOS DE CÁNCER – DECRETO 1470 DE 2013

El pasado 12 de julio, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 1470 de 2013, el cual tiene por objeto reglamentar el Apoyo Académico Especial en educación formal en los niveles de educación preescolar, básica y media, establecido en el parágrafo 2° del artículo 14 de la Ley 1384 de 2010 y el parágrafo 2° del artículo 13 de la Ley 1388 de 2010, así como el apoyo emocional que dichas normas consagran a favor de los beneficiarios del citado Decreto y su familia.
Es beneficiaria de este apoyo académico especial la población menor de 18 años matriculada en un establecimiento educativo en los niveles de preescolar, básica y media que se encuentre en Instituciones Prestadoras de Salud o aulas hospitalarias públicas o privadas en alguna de las condiciones determinadas en el artículo 2 de la Ley 1388 de 2010.
Es decir, los beneficiarios son:
La población menor de 18 años a quien se le haya confirmado, a través de los estudios pertinentes, el diagnóstico de cáncer en cualquiera de sus etapas, tipos o modalidades, certificado por el Onco- ematólogo Pediátrico, debidamente acreditado para el ejercicio de su profesión, de acuerdo con la normatividad vigente y el anexo técnico.
La población menor de 18 años con diagnóstico confirmado y certificado por el Onco-hematólogo Pediátrico de Aplasias Medulares y Síndromes de Falla Medular, Desórdenes Hemorrágicos Hereditarios,  Enfermedades Hematológicas Congénitas, Histiocitosis y Desordenes Histiocitarios.
La población menor de 18 años, cuando el médico general o cualquier especialista de la medicina, tenga sospecha de cáncer o de las enfermedades enunciadas en el numeral 2 del presente artículo y se requieran exámenes y procedimientos especializados, hasta tanto el diagnóstico no se descarte.
Según el decreto que se comenta, “El Apoyo Académico Especial, constituye una estrategia educativa diseñada con el objetivo de garantizar el ingreso o la continuidad en el sistema educativo de la población menor de 18 años que por motivos de exámenes diagnósticos y procedimientos especializados por sospecha de cáncer, o tratamiento y consecuencias de la enfermedad, se encuentren en Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud o Aulas Hospitalarias Públicas o Privadas y no pueden asistir de manera regular al establecimiento educativo.”
La norma que reseñamos define las obligaciones del Ministerio de Educación, de las entidades territoriales certificadas, tanto de origen del beneficiario cono receptoras; las obligaciones de las entidades educativas, tanto públicas como privadas; y las obligaciones de los padres o acudientes.
Para la financiación de este apoyo académico en los establecimientos educativos estatales, las entidades territoriales certificadas en educación deberán apropiar los recursos necesarios los cuales provendrán del Sistema General de Participaciones y de recurso propios.
Los establecimientos educativos de carácter privado y aquellos que no se encuentran financiados con recursos del Sistema General de Participaciones deberán garantizar el Apoyo Académico Especial y el Plan de Apoyo Emocional de que trata este Decreto, mediante estrategias educativas de atención con el propósito que las ausencias del establecimiento educativo con ocasión al tratamiento y consecuencias de la enfermedad no afecten de manera significativa su rendimiento escolar, incluso si éste debe trasladarse a otra ciudad.

Para tener acceso a todas las entradas, por favor ingrese por http://www.podermunicipal.com.co/